De 6 a 12 meses · Embarazo y lactancia · Entre los 12 y 24 meses · Los primeros 6 meses

Claves en la Alimentación materna durante la lactancia

Existe una tendencia muy común a omitir o excluir ciertos alimentos durante el período de lactancia, lo cual lleva a olvidar que la dieta materna representa el factor dietario que actúa más tempranamente en el individuo en crecimiento. Es muy importante que toda madre lactante consuma una dieta variada y equilibrada que incluya TODOS los grupos de alimentos.

Por mucho tiempo se ha pensado que si la madre consume ciertos alimentos, como repollo, brócoli, coliflor (crucíferas), granos o leguminosas, picantes, los bebés pueden tener más flatulencias y cólicos que aquellos cuyas madres no consumen dichos alimentos, pero se ha demostrado que eso no es cierto.  Los gases que pueden producir estos alimentos se originan a partir de la digestión en el intestino materno, por tanto, no es posible que se transmitan a la leche que beberá el bebé.

Adicionalmente, es bien sabido que algunos alimentos como el ajo, la cebolla, espárragos, alcachofas, algunas especias, pueden modificar el sabor de la leche materna, pero no necesariamente ello implicará su rechazo por parte del bebé. Es más, en la medida que el bebé se exponga a mayor cantidad de sabores, muy probablemente estará mejor preparado al momento de la introducción de alimentos complementarios.

NO debemos dar por sentado que hay que excluir ciertos alimentos. Solo una vez después de haber consumido algún alimento y evidenciemos que el bebé rechace el pecho o presente algún malestar, es que puedes evitarlo durante unos días y quizás volver a probar pasadas unas semanas,…pudo haber sido algo puntual!

Así mismo, anteriormente se pensaba, que aquellos alimentos potencialmente alergenos (pescado, cítricos, frutos secos como el maní), mientras más tarde se introdujeran en la dieta, mejor sería. Sin embargo, a la fecha no es claro, ni existe evidencia, que la exclusión de alérgenos alimentarios de la dieta de la madre tenga un efecto protector en el desarrollo de alergias, eczemas, atopias o sibilancias en lactantes. La evidencia acumulada en las últimas décadas sugieren que la exposición a alérgenos en etapas tempranas podría promover la tolerancia del sistema inmune del lactante y prevenir la sensibilización a alimentos, especialmente si el primer contacto ocurre mientras el lactante aún recibe leche materna.

QUE DEBEMOS EVITAR ?

action alcohol art beverage

  • Alcohol: el alcohol afecta el desarrollo neurológico de los bebés, muy particularmente durante los primeros 3 meses de vida, período durante el cual debe eliminarse de la dieta materna. El alcohol pasa rápidamente a través de la leche materna (30-60 minutos), por lo que si en algún momento, luego del tercer mes de vida, se va a consumir, debe hacerse en muy pequeñas cantidades (0.5 g/kg de la madre) y alejadas de las tomas de leche (por lo menos 4 horas después).
  • Cafeína: se ha demostrado que cuando la madre consume cafeína, presente en el café, té, refrescos, chocolate, o algunos medicamentoclose up of coffee cup on tables, esta aparece rápidamente en la leche materna, especialmente en los siguientes 60-90 mimutos. La cafeína en el bebé puede provocar insomnio, irritabilidad, nerviosismo.
  • Pescados azules de gran tamaño: el atún y el pez espada puede elevar el riesgo de superar la ingesta máxima de mercurio permitida, por lo que se recomienda evitar su consumo.

PARA RECORDAR:

A lo largo de la historia muchos mitos y reglas especiales de alimentación han sido relacionados con los períodos de embarazo y lactancia, sin embargo, NO existe ningún secreto para comer sano y equilibrado durante la lactancia:

  • Mantente bien hidratada. Entre el 85% de la leche materna es agua y la producción media de leche materna es de 750-850 ml de leche al día. Esto significa que el consumo de agua debería ser de unos 700 ml para compensar esta producción de leche.
  • Consumir frutas y vegetales, al menos 5 raciones al día.
  • Cereales, preferiblemente integrales y en diversas presentaciones.
  • Granos
  • Aumentar el consumo de fibra.
  • Optar por las formas más magras de proteínas: carne de res (2-3/semana), aves o pescados como las sardinas, atún, trucha, salmón (2/semana) y huevo.
  • Leche y derivados lácteos 2 a 3 raciones al día.
  • Grasas saludables como aquellas de origen vegetal (oliva, canola, girasol), aguacate, semillas y frutos secos.

dieta-de-las-mujeres-lactantes-780x332

  • NO existe evidencia que las dietas de exclusión maternas puedan proteger al bebé de desarrollar alergias alimentarias (AA). Por ello, las mujeres embarazadas ni lactantes debieran restringir su dieta en un intento de prevenir cualquiera de estas manifestaciones en sus bebés.

REFERENCIAS

Frank R. GreerScott H. SichererA. Wesley Burks. (2019). The Effects of Early Nutritional Interventions on the Development of Atopic Disease in Infants and Children: The Role of Maternal Dietary Restriction, Breastfeeding, Hydrolyzed Formulas, and Timing of Introduction of Allergenic Complementary Foods.

P. V. Jeurink, K. Knipping, F. Wiens, K. Barańska, B. Stahl, J. Garssen & B. Krolak-Olejnik (2019). Importance of maternal diet in the training of the infant’s immune system during gestation and lactation, Critical Reviews. Food Science and Nutrition, 59:8, 1311-1319.

-Bascuñán K y Araya M. (2014). Potenciales intervenciones alimentarias en el manejo y prevención de la alergia en lactantes. Nutr. Hosp, 29 (5):969-978.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .