De 6 a 12 meses · Embarazo y lactancia · Entre los 12 y 24 meses · Los primeros 6 meses

Programación metabólica

La programación metabólica se refiere a todos los cambios y/o estímulos que ocurren dentro de cierto período de la vida que resulta ser crítico o sensible, los cuales pueden ejercer un efecto a largo plazo en la salud del bebé.

Existen 3 momentos críticos para la programación metabólica, que abarcan los muy nombrados 1000 primeros días de vida:1000-dias

  • La etapa intrauterina, es decir durante el embarazo, período durante el cual se habla de “programación fetal”.
  • Las primeras 4 a 6 semanas de vida, que representan el período de lactancia y, el inicio de la “programación nutricional” y,
  • Durante la alimentación complementaria, que se extiende hasta el segundo año de vida.

La programación fetal o in útero, se refiere a las adaptaciones fisiológicas o metabólicas que adquiere el feto en respuesta a un microambiente adverso con un pobre aporte de programacion-fetalnutrimentos y oxígeno, o bien a un abastecimiento exagerado de los mismos que suceden en una etapa crítica del desarrollo estructural o funcional de ciertos órganos, y que influyen de manera permanente en las condiciones en las que el individuo se enfrentará a la vida extrauterina; tal es el caso de los niños con peso bajo y alto al nacer. La preeclampsia, insuficiencia placentaria, diabetes gestacional,  hipertensión materna y sobrealimentación de la madre en el embarazo son factores de riesgo relacionados con el desarrollo de resistencia a la insulina, obesidad y diabetes mellitus en la vida postnatal (hipótesis del origen fetal de la enfermedad).

En cuanto a la programación nutricional, es reconocido que un crecimiento rápido y una sobrealimentación en etapas tempranas de la vida favorecen el desarrollo de obesidad en forma independiente al peso manifestado al nacer. De allí que la lactancia materna y la alimentación complementaria, jueguen un rol vital en el futuro metabólico de los más pequeños.

programacion-nutricional-16-1024

La alimentación forma parte de estos estímulos que, de no ser adecuada en un momento crítico, como la etapa neonatal y la lactancia, puede tener consecuencias a largo plazo y programar el metabolismo de la vida adulta, predisponiendo al desarrollo de sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas (hipertensión arterial, arterioesclerosis, diabetes, hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia, síndrome metabólico…).

Por esto, es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  • La sobrealimentación materna influye de manera negativa en la composición corporal del feto y predispone al desarrollo de complicaciones relacionadas con obesidad, de allí la importancia de una dieta equilibrada durante el embarazo y un control apropiado de la ganancia de peso durante el mismo.MinMujer - Artículos - 2014-09-28 21-15-37 - EL LARGO CAMINO DE LA LECHE
  • Ofrecer lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida.
  • No iniciar la alimentación complementaria antes de la semana 17 (4 meses) ni después de la semana 26 de vida (6 meses).
  • No forzar la introducción de alimentos, ya que se ha sugerido que los pacientes requieren de 10 a 15 exposiciones a un alimento para aceptarlo. En caso de rechazo a un alimento, se puede intentar nuevamente su introducción una a dos semanas después.
  • Introducir papillas1 alimento a la vez y vigilar si se presentan reacciones por varios días.
  • Iniciar la alimentación complementaria con pequeñas porciones de una a dos cucharadas una vez al día, e incrementar gradualmente a dos a cuatro cucharadas. De
    los cuatro a los seis meses, iniciar alimentación una vez al día e incrementar gradualmente a 3 comidas principales y 2 meriendas por día. Permitir que los niños regulen lo que quieren comer.
  • Se recomienda evitar o retardar la introducción de potenciales alergénos como pescado y huevo hasta los 9 ó 12 meses.bebe-comiendo2
  • No introducir leche de vaca antes de los 12 meses de edad.
  • La leche no deberá de ser la principal bebida después de los 12 meses de edad.
  • Ofrecer la leche sin suplementos, evitando mezclarla con chocolate, vainilla, avena, etc.
  • Introducir alimentos ricos en proteínas como carne, pollo, pescado, huevo, queso, granos, según lo recomiende el especialista, ya que un exceso o deficiencia de proteínas durante esta etapa está relacionado con el aumento en la probabilidad de desarrollar sobrepeso y obesidad. La leche materna contiene la cantidad justa de proteínas para que, en conjunto con una alimentación complementaria balanceada, tu pequeño reciba justo lo que necesita.
  • No se recomiendan las dietas vegetarianas en el primer año de vida.
  • Preferir los alimentos naturales sobre los industrializados y de alto contenido calórico (jugos pasteurizados, dulces, helados,…).
  • Limitar el consumo de jugoverduras-bebes de frutas a cuatro a seis onzas al día, y no antes de los 6 meses de edad, evitando ofrecerlos en tetero para evitar el consumo excesivo. Fomentar el consumo de agua natural al inicio de la alimentación complementaria, aproximadamente de 4 a 8 onzas por día.
  • Limitar el consumo de sal y azúcar, particularmente durante el primer año de vida, ya que este es el momento perfecto para educar a los pequeños a comer en forma saludable. Evitar el consumo de endulzantes.
  • Al final del primer año de vida, ya el lactante debe recibir una dieta balanceada con 55 a 60% de carbohidratos, 15 a 20% proteínas y 20 a 25% grasas.
  • Evitar el consumo de cafeína.

Las prácticas de alimentación complementaria tienden a influir sobre los desenlaces de salud ulteriores mediante diversos mecanismos que incluyen efectos de programación, pero también por sus efectos duraderos sobre las preferencias alimenticias, el apetito y la conducta alimentaria.  Aunque hay un claro componente genético en los aspectos del gusto, las preferencias de sabor y el apetito, los padres y cuidadores pueden modificar las influencias ambientales.

De este modo como objetivos de la alimentación durante el embarazo y dos primeros años de vida debemos:

  1. Ofrecer una alimentación óptima durante el embarazo a fin de garantizar un buen estado nutricional materno durante la gestación y  período de lactancia.
  2. Proporcionar energía y nutrientes para un crecimiento y desarrollo óptimo del lactante, adecuado al potencial genético y para cada etapa del desarrollo.
  3. Formar hábitos alimentarios adecuados.
  4. Prevenir enfermedades crónicas

REFERENCIAS

-Nestlé. (2016). La alimentación complementaria y la programación metabólica. Disponible en: https://www.comienzosano.nestle.com.mx/la-alimentacion-complementaria-y-la-programacion-metabolica#

-Fewtrell M. (2015). Poder de programación de la alimentación complementaria. Disponible en: https://www.nestlenutrition-institute.org/intl/es/resources/library/Free/theNest/n39/Documents/The%20Nest_vol%2039%20MX%20desplegado.pdf

-Macias-Tomei C, Herrera M, Mariño M y Useche D. (2014). Crecimiento, nutrición temprana en el niño y riesgo de obesidad. Arch Venez Puer Ped; 77(3): 144-153.

-Garibay-Nieto Y y Miranda-Lora A. (2008). Impacto de la programación fetal y la nutrición durante el primer año de vida en el desarrollo de obesidad y sus complicaciones. Bol Med Hosp Infant Mex; 65(6): 451-467. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/pdf/bmim/v65n6/v65n6a6.pdf

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s